Ojos en la sombra

Los protagonistas de estos relatos se mueven en una zona siempre y en toda circunstancia marginal de la vida cultural y literaria. Aspirantes a escritores, editores de mínimos panfletos, estudiosos de oscuros institutos y también inflados esbirros de la “burocracia intelectual” luchan por el monopolio de la aversión, el recelo, la beca, la plaza y el descalabro menos estruendoso.Desfilan por estas páginas un pensador de buhardilla que no sabe danzar, un académico asediado por la sed de poder de una minúscula déspota, un estudiante de periodismo que debe contar el Super Bowl desde Los Mochis. Contados con un sentido del humor punzante y una prosa de absorbente ritmo, los cuentos de Ojos en la sombra transmiten asimismo una melancolía: es en el territorio del recuerdo donde se desenvuelven estas historias, y su carácter cómico y en ocasiones absurdo no evita –más bien favorece– que toquen ciertas fibras sensibles.Con este libro de cuentos, Jaime Muñoz Vargas se confirma como una de las voces más identificables y también intensas de la reciente literatura del norte de México, un autor que ha inventado un lenguaje para contar la vida a la ribera del desierto.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*