La mendiga

«Un talento personalísimo, un arte poderoso y chocante, embargado siempre y en todo momento por un infeccioso, obsesivo, irreprimible sentimiento de dicha.» Ignacio Echevarría, El País Esta es la historia de Rosa (¿o bien Iris?), de de qué manera medró en el distrito porteño de Flores, de las circunstancias que la llevaron a vivir en un pueblo de la provincia de la ciudad de Buenos Aires llamado Brelín, y de las peripecias de su regreso. Y es asimismo la historia de Cecilia, una actriz minuciosa y aplicada transformada en médica de Rosa por obra y gracia de un guion de TV. Mediante un razonamiento folletinesco Aira despliega su prosa sabia, robusta y también irónica, brindando al lector imágenes imborrables y agudas medites, y, poniendo de nuevo sobre el tapete los conceptos de verosimilitud y también identidad, exhibe su excepcional soltura narrativa, de tal modo que, como expresa en La mendiga, «la realidad queda al mismo tiempo arriba y abajo de la historia.»

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*